lunes, 3 de octubre de 2016

Mi lactancia en una frase

Atendiendo a la petición del Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría, en su campaña "Mi lactancia en una frase", me uno a la causa contándoos mis sensaciones. Poco puedo decir de la lactancia que no sepáis, en casi todas mis entradas está presente, quien me conozca lo sabe bien. Pero no tenía suficiente con una frase y no quería que se me quedara en el tintero lo que os vengo a decir.

Me encanta llegar a casa después del trabajo y que mi nene me pida teta, es como si estuviera esperando a que le diera su caramelo favorito, cuando me mira con esa cara de satisfacción y me acaricia mientras toma su tetita, no tiene precio!

Amamantar me produce una calma que roza la sedación. Yo soy hipertensa y cuando la tensión se me disparaba tenía que ir al centro de salud a que me administrasen la famosa pastillita debajo de la lengua, era la única forma de que bajara. Desde que doy el pecho, he notado que mis nervios se aplacan , mis pulsaciones se normalizan y me relajo con mayor facilidad, comprobado que después de dar el pecho, mi tensión arterial baja. Supongo que la generación de endorfinas tienen mucho que ver. 

Os cuento como la lactancia me ha ayudado a mi con mi problema, que para mi es un valor añadido a todos sus beneficios, quería compartirlo con vosotras por si hay alguna mamá en mi misma situación y ha notado que también le viene de maravilla la lactancia para su hipertensión.

No quiero extenderme mucho, era simplemente compartir otro trocito de mi, que me conozcáis un poco mejor y enriquecer a otras mamás que se estén planteando la lactancia. Estoy a vuestra disposición por si necesitáis consejo de una humilde mamá .

Os animo a que dejéis en comentarios qué es para vosotras la lactancia materna. 

FELIZ SEMANA MUNDIAL DE LA LACTANCIA MATERNA!





No hay comentarios:

Publicar un comentario